Encontrados 17 resultados para: pude

  • Mira, padre mío, mira, en mi mano tengo la punta de tu manto; si yo pude cortarla y no te di muerte, es porque en mí no hay ni mala intención ni rebeldía. Reconoce, pues, que en nada te he ofendido. Tú, en cambio, andas acechándome para quitarme la vida. ¡Que Dios juzgue entre tú y yo! El me hará justicia, pero lo que es yo, no te levantaré la mano. (1 Samuel 24, 12)

  • Pero, a la muerte de Salmanasar, a quien sucedió su hijo Senaquerib, las comunicaciones se interrumpieron y no pude volver a Media. (Tobías 1, 15)

  • Lo sucedió su hijo Asarjadón, quien encargó a Ajikar, hijo de mi hermano Anael, la contabilidad y administración general del reino. Ajikar intercedió por mí, y pude regresar a Nínive. Mi sobrino Ajikar era jefe de los coperos, custodio del sello, administrador y contador por decreto de Asarjadón. (Tobías 1, 22)

  • De repente aparecieron los sabeos y se los llevaron y a los servidores los pasaron a cuchillo. Sólo yo pude escapar para traerte la noticia.» (Job 1, 15)

  • De repente sopló un fuerte viento del desierto y sacudió las cuatro esquinas de la casa; ésta se derrumbó sobre los jóvenes y han muerto todos. Sólo yo pude escapar para traerte la noticia.» (Job 1, 19)

  • y dirás: "¿Cómo pude rechazar las advertencias y despreciar tantos sabios consejos? (Proverbios 5, 12)

  • ¿Qué otra cosa pude hacer a mi viña que no se lo hice? ¿Por qué, esperando que diera uvas, sólo ha dado racimos amargos? (Isaías 5, 4)

  • Yavé me dio un aviso que pude comprobar. Tú, Yavé, me abriste los ojos para que viera sus maniobras. 126«Cuídate, me dijiste, pues hasta tus hermanos y tus familiares te traicionan y te critican abiertamente por detrás de ti. No confíes en sus buenas palabras.» (Jeremías 11, 18)

  • y pude contarles a los exiliados todo lo que me había mostrado Yavé. (Ezequiel 11, 25)

  • Midió todavía mil codos: esa vez no pude atravesar el torrente; las aguas habían subido, se habían convertido en un río que no se podía atravesar a pie sino a nado. (Ezequiel 47, 5)

  • En esto una mano me tocó, y pude mantenerme temblando en las rodillas y las manos (Daniel 10, 10)

  • Me dijo: «Saulo, hermano mío, recobra la vista». Y en el mismo instante pude verle. (Hecho de los Apóstoles 22, 13)


“A oração é a efusão de nosso coração no de Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina