Encontrados 17 resultados para: terminará

  • Torcerá de Asemona hacia el Torrente de Egipto y terminará en el mar Grande (o Mediterráneo). (Números 34, 5)

  • seguirá después hasta Zeprona y se terminará en la aldea de Enan. Estos serán los límites al norte. (Números 34, 9)

  • Abner llamó a Joab y le dijo: «¿Hasta cuándo va a seguir matando la espada? ¿No sabes que esto terminará en una desgracia? ¿Qué esperas para decir al pueblo que deje de perseguir a sus hermanos?» (2 Samuel 2, 26)

  • Salomón emparentó con Faraón, rey de Egipto. Tomó a su hija por esposa y la instaló en la Ciudad de David hasta que terminara de construir su casa, la Casa de Yavé y la muralla en torno a Jerusalén. (1 Reyes 3, 1)

  • Porque así dice Yavé, Dios de Israel: No se terminará la harina de la tinaja ni se agotará el aceite del cántaro hasta el día en que Yavé mande la lluvia a la tierra.» (1 Reyes 17, 14)

  • No se acobarden ante las amenazas de un hombre impío, porque su gloria terminará en estiércol y en gusanos. (1 Macabeos 2, 62)

  • El que no sabe ordenar su casa cosechará sólo el viento, el tonto terminará sirviendo al sabio. (Proverbios 11, 29)

  • El que ama el placer terminará en la pobreza, nadie se enriquece corriendo tras el vino y los perfumes. (Proverbios 21, 17)

  • Hay mucho que decir, uno se cansaría de tanto hablar; El ojo no terminará de ver, el oído nunca terminará de oír, (Eclesiastés (Qohelet) 1, 8)

  • Por haber sido tan grande su humillación y no haberles tocado más que insultos, su suerte se restablecerá. Recibirán en el país de ellos el doble de todo y nunca se terminará su felicidad. (Isaías 61, 7)

  • "Hijo de hombre, Tiro se rió mucho de Jerusalén, pues dijo: ¡Miren como está rota la puerta de los pueblos! Está arruinada, todo el comercio terminará ahora en mí. (Ezequiel 26, 2)

  • Después de las sesenta y dos semanas será muerto un ungido, sin que se encuentre culpa en él; y la ciudad y el templo serán destruidos por el pueblo de un rey que vendrá. Y terminará como sumergida. Hasta el fin habrá guerras y los desastres que Dios ha previsto. (Daniel 9, 26)


“Não se desencoraje se você precisa trabalhar muito para colher pouco. Se você pensasse em quanto uma só alma custou a Jesus, você nunca reclamaria!” São Padre Pio de Pietrelcina