Encontrados 14 resultados para: Satán

  • Alzóse Satán contra Israel, e incitó a David a hacer el censo del pueblo. (I Crónicas 21, 1)

  • El día que los Hijos de Dios venían a presentarse ante Yahveh, vino también entre ellos el Satán. (Job 1, 6)

  • Yahveh dijo al Satán: «¿De dónde vienes?» El Satán respondió a Yahveh: «De recorrer la tierra y pasearme por ella.» (Job 1, 7)

  • Y Yahveh dijo al Satán: «¿No te has fijado en mi siervo Job? ¡No hay nadie como él en la tierra; es un hombre cabal, recto, que teme a Dios y se aparta del mal!» (Job 1, 8)

  • Respondió el Satán a Yahveh: «Es que Job teme a Dios de balde? (Job 1, 9)

  • Dijo Yahveh al Satán: «Ahí tienes todos sus bienes en tus manos. Cuida sólo de no poner tu mano en él.» Y el Satán salió de la presencia de Yahveh. (Job 1, 12)

  • El día en que los Hijos de Dios venían a presentarse ante Yahveh, vino también entre ellos el Satán. (Job 2, 1)

  • Yahveh dijo al Satán: «¿De dónde vienes?» El Satán respondió a Yahveh: «De recorrer la tierra y pasearme por ella.» (Job 2, 2)

  • Y Yahveh dijo al Satán: «¿Te has fijado en mi siervo Job? ¡No hay nadie como él en la tierra: es un hombre cabal, recto, que teme a Dios y se aparta del mal! Aún persevera en su entereza, y bien sin razón me has incitado contra él para perderle.» (Job 2, 3)

  • Respondió el Satán a Yahveh: «¡Piel por piel! ¡Todo lo que el hombre posee lo da por su vida! (Job 2, 4)

  • Y Yahveh dijo al Satán: «Ahí le tienes en tus manos; pero respeta su vida.» (Job 2, 6)

  • El Satán salió de la presencia de Yahveh, e hirió a Job con una llaga maligna desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza. (Job 2, 7)


“O trabalho é tão sagrado como a oração”. São Padre Pio de Pietrelcina