Encontrados 247 resultados para: pies

  • El inclinó los cielos y bajó, un espeso nublado debajo de sus pies; (Salmos 18, 10)

  • que hace mis pies como de ciervas, y en las alturas me sostiene en pie, (Salmos 18, 34)

  • los quebranto, no pueden levantarse, sucumben debajo de mis pies. (Salmos 18, 39)

  • Perros innumerables me rodean, una banda de malvados me acorrala como para prender mis manos y mis pies. (Salmos 22, 17)

  • Ain. Mis ojos están fijos en Yahveh, que él sacará mis pies del cepo. (Salmos 25, 15)

  • no me has entregado en manos del enemigo, y has puesto mis pies en campo abierto. (Salmos 31, 9)

  • Me sacó de la fosa fatal, del fango cenagoso; asentó mis pies sobre la roca, consolidó mis pasos. (Salmos 40, 3)

  • Agudas son tus flechas, bajo tus pies están los pueblos, desmaya el corazón de los enemigos del rey. (Salmos 45, 6)

  • El somete a nuestro yugo los pueblos, y a las gentes bajo nuestros pies; (Salmos 47, 4)

  • Se alegrará el justo de haber visto la venganza, sus pies bañará en la sangre del impío; (Salmos 58, 11)

  • él, que devuelve nuestra alma a la vida, y no deja que vacilen nuestros pies. (Salmos 66, 9)

  • Por poco mis pies se me extravían, nada faltó para que mis pasos resbalaran, (Salmos 73, 2)


“Menosprezai vossas tentações e não vos demoreis nelas. Imaginai estar na presença de Jesus. O crucificado se lança em vossos braços e mora no vosso coração. Beijai-Lhe a chaga do lado, dizendo: ‘Aqui está minha esperança; a fonte viva da minha felicidade. Seguro-vos, ó Jesus, e não me aparto de vós, até que me tenhais posto a salvo’”. São Padre Pio de Pietrelcina