Encontrados 48 resultados para: Lágrimas

  • José salió apresuradamente porque estaba muy emocionado a la vista de su hermano y se le saltaban las lágrimas. Entró en su habitación y se puso a llorar. (Génesis 43, 30)

  • Luego besó a todos sus hermanos entre lágrimas. Después de esto sus hermanos quedaron hablando con él. (Génesis 45, 15)

  • Ella, con el alma llena de amargura y bañada en lágrimas, se puso a rezar al Señor, (I Samuel 1, 10)

  • "Vuélvete y di a Ezequías, jefe de mi pueblo: Esto dice el Señor, Dios de tu padre David: He escuchado tu oración y he mirado tus lágrimas. Te voy a devolver la salud. Dentro de tres días podrás ir al templo del Señor. (II Reyes 20, 5)

  • Aderezó la cama, como le dijo su marido, y, llorando, acompañó a su hija. Pero, enjugando sus lágrimas, le decía: (Tobías 7, 16)

  • Mi lamento es mi abogado cuando ante Dios lágrimas vierten mis ojos. (Job 16, 20)

  • Estoy ya consumido de tanto sufrimiento; cada noche empapo yo mi almohada, inundo de lágrimas mi lecho. (Salmos 6, 7)

  • Mis lágrimas son mi pan de día y de noche, y a lo largo del día me repiten: "¿Dónde está tu Dios?". (Salmos 42, 4)

  • Tú cuentas los pasos de mi vida errante, mis lágrimas están recogidas en tu odre, todo está consignado en tu libro de notas. (Salmos 56, 9)

  • Les has dado a comer un pan de lágrimas, y a beber lágrimas sin cuento; (Salmos 80, 6)

  • En vez de pan como ceniza, y mezclo mi bebida con mis lágrimas. (Salmos 102, 10)

  • me ha librado de la muerte, mis ojos de las lágrimas, mis pies de la caída. (Salmos 116, 8)


“Se tanta atenção é dada aos bens desta Terra, quanto mais se deve dar aos do Céu? Faça, portanto, uma boa leitura espiritual, a santa meditação, o exame de consciência, e fará progresso na perfeição cristã e no amor de Jesus.” São Padre Pio de Pietrelcina