Encontrados 695 resultados para: israelitas

  • Entonces Moisés y los israelitas cantaron al Señor este cántico: "Cantaré al Señor que tan maravillosamente ha triunfado, caballo y caballero precipitó en el mar. (Exodo 15, 1)

  • Cuando los caballos del Faraón, con carros y caballeros, penetraron en el mar, el Señor lanzó sobre ellos las aguas del mar, mientras los israelitas pasaron a pie enjuto por medio del mar. (Exodo 15, 19)

  • Moisés hizo partir a los israelitas del mar Rojo. Avanzaron hacia el desierto de Sur y caminaron tres días sin encontrar agua. (Exodo 15, 22)

  • Moisés y Aarón dijeron a los israelitas: "Por la tarde conoceréis que ha sido el Señor quien os ha sacado de Egipto, y (Exodo 16, 6)

  • Moisés dijo a Aarón: "Di a toda la comunidad de los israelitas: Acercaos al Señor, porque él ha oído vuestras murmuraciones". (Exodo 16, 9)

  • "He oído las murmuraciones de los israelitas. Diles: a la tarde comeréis carne, y a la mañana os saciaréis de pan; así conoceréis que yo soy el Señor, vuestro Dios". (Exodo 16, 12)

  • Los israelitas, al verla, se dijeron unos a otros: "man hu'=¿qué es esto?", pues no sabían lo que era. Moisés les dijo: "Éste es el pan que os da el Señor para comer. (Exodo 16, 15)

  • Y los israelitas lo hicieron así, recogiendo unos más, otros menos. (Exodo 16, 17)

  • Los israelitas llamaron a este alimento maná. Era parecido a la semilla del cilantro, blanco, y su sabor como torta de miel. (Exodo 16, 31)

  • Los israelitas comieron el maná durante cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada. Lo comieron hasta que llegaron a los confines de la tierra de Canaán. (Exodo 16, 35)

  • La comunidad de los israelitas partió del desierto de Sin por etapas, según les ordenaba el Señor, y acamparon en Rafidín, donde el pueblo no encontró agua para beber. (Exodo 17, 1)

  • Y dio a aquel lugar el nombre de "Masá" y "Meribá" -prueba y querella- por la querella de los israelitas y porque pusieron a prueba al Señor diciendo: "¿Está el Señor en medio de nosotros o no?". (Exodo 17, 7)


“Para consolar uma alma na sua dor, mostre-lhe todo o bem que ela ainda pode fazer.” São Padre Pio de Pietrelcina