9. ¡Porque el golpe es irremediable! Sí, ha llegado hasta Judá, hasta tocar la Puerta de mi pueblo, hasta la misma Jerusalén.





“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina