10. Dios llamó al suelo seco "Tierra" y al depósito de las aguas "Mares". Y vio Dios que esto era bueno.





“O bem dura eternamente.” São Padre Pio de Pietrelcina