30. A todos los animales del campo, a las aves del cielo y a todos los reptiles de la tierra, a todo ser viviente, yo doy para comida todo herbaje verde". Y así fue.





“O amor nada mais é do que o brilho de Deus nos homens”. São Padre Pio de Pietrelcina