Löydetty 1524 Tulokset: tierra

  • Saca también a todos los seres vivientes que están contigo -aves, ganado o cualquier clase de animales que se arrastran por el suelo- y que ellos llenen la tierra, sean fecundos y se multipliquen". (Génesis 8, 17)

  • De ahora en adelante, mientras dure la tierra, no cesarán la siembra y la cosecha, el frío y el calor, el verano y el invierno, el día y la noche". (Génesis 8, 22)

  • Entonces Dios bendijo a Noé y a sus hijos, diciéndoles: "Sean fecundos, multiplíquense y llenen la tierra. (Génesis 9, 1)

  • Ante ustedes sentirán temor todos los animales de la tierra y todos los pájaros del cielo, todo lo que se mueve por el suelo, y todos los peces del mar: ellos han sido puestos en manos de ustedes. (Génesis 9, 2)

  • Ustedes, por su parte, sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y domínenla". (Génesis 9, 7)

  • y con todos los seres vivientes que están con ustedes: con los pájaros, el ganado y las fieras salvajes; con todos los animales que salieron del arca, en una palabra, con todos los seres vivientes que hay en la tierra. (Génesis 9, 10)

  • Yo estableceré mi alianza con ustedes: los mortales ya no volverán a ser exterminados por las aguas del Diluvio, ni habrá otro Diluvio para devastar la tierra". (Génesis 9, 11)

  • yo pongo mi arco en las nubes, como un signo de mi alianza con la tierra. (Génesis 9, 13)

  • Cuando cubra de nubes la tierra y aparezca mi arco entre ellas, (Génesis 9, 14)

  • Al aparecer mi arco en las nubes, yo lo veré y me acordaré de mi alianza eterna con todos los seres vivientes que hay sobre la tierra. (Génesis 9, 16)

  • A partir de estos tres hijos de Noé, se pobló toda la tierra. (Génesis 9, 19)

  • Cus fue padre de Nemrod, que llegó a ser el primer guerrero sobre la tierra. (Génesis 10, 8)


“Reze pelos infiéis, pelos fervorosos, pelo Papa e por todas as necessidades espirituais e temporais da Santa Igreja, nossa terna mãe. E faça uma oração especial por todos os que trabalham para a salvação das almas e para a glória do nosso Pai celeste.” São Padre Pio de Pietrelcina