Löydetty 247 Tulokset: pies

  • Mete tus pies en sus anillas, y en su collar tu cuello. (Eclesiástico 6, 24)

  • Cadenas en los pies, es la educación para el mentecato, como esposas en su mano derecha. (Eclesiástico 21, 19)

  • Cuesta arenosa bajo los pies de un viejo, así es la mujer habladora para un marido pacífico. (Eclesiástico 25, 20)

  • Ponle trabajo como le corresponde, si no obedece, carga sus pies de grillos. (Eclesiástico 33, 29)

  • De igual modo el alfarero sentado a su tarea y dando a la rueda con sus pies, preocupado sin cesar por su trabajo, toda su actividad concentrada en el número; (Eclesiástico 38, 29)

  • con su brazo moldea la arcilla, con sus pies vence su resistencia; pone su corazón en acabar el barnizado, y gasta sus vigilias en limpiar el horno. (Eclesiástico 38, 30)

  • Dice Yahveh: «Por cuanto son altivas las hijas de Sión, y andan con el cuello estirado y guiñando los ojos, y andan a pasitos menudos, y con sus pies hacen tintinear las ajorcas», (Isaías 3, 16)

  • los peinados, las cadenillas de los pies, los ceñidores, los pomos de olor y los amuletos, (Isaías 3, 20)

  • Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él; cada uno tenía seis alas: con un par se cubrían la faz, con otro par se cubrían los pies, y con el otro par aleteaban, (Isaías 6, 2)

  • en aquella sazón habló Yahveh por medio de Isaías, hijo de Amós, en estos términos: «Ve y desata el sayal de tu cintura, y quítate las sandalias de los pies.» El lo hizo así, y anduvo desnudo y descalzo. (Isaías 20, 2)

  • ¿Es ése vuestro emporio arrogante, de remota antigüedad, cuyos pies le llevaron lejos en sus andanzas? (Isaías 23, 7)

  • la pisan pies, pies de pobres, pisadas de débiles.» (Isaías 26, 6)


“Combata vigorosamente, se está interessado em obter o prêmio destinado às almas fortes.” São Padre Pio de Pietrelcina