1. Palabra del Señor a mi señor: "¡Siéntate a mi derecha y ve cómo hago de tus enemigos la tarima de tus pies!"

2. Desde Sión extenderá el Señor el cetro de tu mando: domina en medio de tus enemigos.

3. "Tuyo es el principado desde el día de tu nacimiento; de mí en el monte sagrado tú has nacido; como nace el rocío de la aurora".

4. Juró el Señor y no ha de retractarse: "Tú eres para siempre sacerdote a la manera de Melquisedec".

5. A tu diestra está el Señor, aplasta a los reyes en el día de su cólera;

6. juzga a las naciones: está lleno de cadáveres, y de cabezas rotas a lo ancho de la tierra.

7. El bebe del torrente, en el camino, por eso levanta su cabeza.





“Cada Missa lhe obtém um grau mais alto de gloria no Céu!” São Padre Pio de Pietrelcina