pronađen 127 Rezultati za: Isaac

  • Y Dios le dijo: "Ciertamente Sara, tu mujer, te dará un hijo, y tú le llamarás Isaac. Yo estableceré con él mi pacto, como un pacto perpetuo para su descendencia después de él. (Génesis 17, 19)

  • Estableceré mi pacto con Isaac, el hijo que te dará Sara el año próximo por este tiempo". (Génesis 17, 21)

  • Y Abrahán puso el nombre de Isaac al hijo que le había nacido, que le había dado Sara. (Génesis 21, 3)

  • Abrahán circuncidó a Isaac, su hijo, a los ocho días, como Dios le había mandado. (Génesis 21, 4)

  • Abrahán tenía cien años cuando le nació su hijo Isaac. (Génesis 21, 5)

  • El niño creció y fue destetado. Abrahán hizo una gran fiesta el día que fue destetado Isaac. (Génesis 21, 8)

  • Un día Sara vio que el hijo que Abrahán había tenido de Agar, la egipcia, estaba jugando con Isaac, (Génesis 21, 9)

  • y dijo a Abrahán: "Echa a esa esclava y a su hijo, pues el hijo de esa esclava no va a heredar con mi hijo Isaac". (Génesis 21, 10)

  • Pero Dios le dijo: "No te dé pena por el muchacho ni por tu esclava. Haz lo que te dice Sara, porque la descendencia que lleve tu nombre saldrá de Isaac. (Génesis 21, 12)

  • "Toma ahora a tu hijo, al que tanto amas, Isaac, vete al país de Moria, y ofrécemelo allí en holocausto en un monte que yo te indicaré". (Génesis 22, 2)

  • Abrahán se levantó de madrugada, aparejó su asno, tomó consigo dos criados y a su hijo Isaac, partió la leña para el holocausto y se encaminó hacia el lugar que Dios le había dicho. (Génesis 22, 3)

  • Abrahán tomó la leña del holocausto y la puso sobre el hombro de su hijo Isaac. Después tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y se fueron los dos juntos. (Génesis 22, 6)


“Não queremos aceitar o fato de que o sofrimento é necessário para nossa alma e de que a cruz deve ser o nosso pão cotidiano. Assim como o corpo precisa ser nutrido, também a alma precisa da cruz, dia a dia, para purificá-la e desapegá-la das coisas terrenas. Não queremos entender que Deus não quer e não pode salvar-nos nem santificar-nos sem a cruz. Quanto mais Ele chama uma alma a Si, mais a santifica por meio da cruz.” São Padre Pio de Pietrelcina