Encontrados 55 resultados para: conocimiento

  • A la mujer le gustó ese árbol que atraía la vista y que era tan excelente para alcanzar el conocimiento. Tomó de su fruto y se lo comió y le dio también a su marido que andaba con ella, quien también lo comió. (Génesis 3, 6)

  • Si las guardan y las practican, pasarán por sabios e inteligentes a los ojos de los pueblos que tengan conocimiento de todas estas leyes; y dirán: ¡Qué pueblo tan grande! Sólo él tiene sabiduría e inteligencia . (Deuteronomio 4, 6)

  • Ezequías habló al corazón de todos los levitas, que demostraban tener perfecto conocimiento de Yavé. Celebraron la solemnidad durante siete días sacrificando sacrificios de comunión y alabando a Yavé, el Dios de sus padres. (2 Crónicas 30, 22)

  • ¡Qué buenos consejos das al ignorante, qué profundo conocimiento has demostrado! (Job 26, 3)

  • Por tanto, Job habla para decir nada y multiplica sus discursos por falta de conocimiento.» (Job 35, 16)

  • El secreto del Señor es para quien lo teme, le da el conocimiento de su alianza. (Salmos 25, 14)

  • Cuando Jonatán tuvo conocimiento del mensaje de Apolonio, se impresionó mucho. Salió de Jerusalén con diez mil hombres escogidos, y su hermano Simón vino a ayudarlo. (1 Macabeos 10, 74)

  • entonces penetrarás en el temor de Yavé y hallarás el conocimiento de Dios. (Proverbios 2, 5)

  • Haz todo lo que esté a tu alcance y que te sientas capaz de hacer; porque en la morada de los muertos a donde tú vas, no hay ni trabajos ni problemas ni conocimiento ni sabiduría. (Eclesiastés (Qohelet) 9, 10)

  • Porque cualquier esfuerzo por el bien produce frutos admirables; el verdadero conocimiento es una raíz que nunca se seca. (Sabiduría 3, 15)

  • ¡ El verdadero conocimiento es como tener los cabellos blancos! Una vida sin mancha equivale a una edad madura. (Sabiduría 4, 9)

  • El me dio el verdadero conocimiento de la realidad: la constitución del universo y las propiedades de los elementos, (Sabiduría 7, 17)


“Desapegue-se daquilo que não é de Deus e não leva a Deus”. São Padre Pio de Pietrelcina