Encontrados 132 resultados para: madera

  • Constrúyete un arca de madera resinosa, divídela en compartimentos, y recúbrela con betún por dentro y por fuera. (Génesis 6, 14)

  • Luego el Señor dijo a Moisés: "Da esta orden a Aarón: ‘Toma tu bastón y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto -sobre sus ríos y sus canales, sus pantanos y todos sus depósitos de agua- y que estas se conviertan en sangre a lo largo de todo Egipto, incluso las que están en recipientes de madera y de piedra’". (Exodo 7, 19)

  • cueros de carnero teñidos de rojo, pieles finas y madera de acacia; (Exodo 25, 5)

  • Tú harás un arca de madera de acacia, que deberá tener ciento veinticinco centímetros de largo por setenta y cinco de ancho y setenta y cinco de alto. (Exodo 25, 10)

  • Asimismo, harás unas andas de madera de acacia, las revestirás de oro, (Exodo 25, 13)

  • Tú harás, además, una mesa de madera de acacia, de un metro de largo por medio metro de ancho y setenta y cinco centímetros de alto. (Exodo 25, 23)

  • Harás las andas de madera de acacia y las recubrirás de oro; ellas servirán para transportar la mesa. (Exodo 25, 28)

  • También harás para la Morada unos bastidores de madera de acacia, dispuestos verticalmente. (Exodo 26, 15)

  • Además, harás cinco travesaños de madera de acacia para mantener alineados los bastidores que están a un lado de la Morada, (Exodo 26, 26)

  • Lo colgarás de cuatro columnas de madera de acacia revestidas de oro, que estarán provistas de unos ganchos del mismo metal y sostenidas por cuatro bases de plata. (Exodo 26, 32)

  • Y para sostener la cortina harás cinco columnas de madera de acacia revestidas de oro; sus ganchos también serán de oro, y las apoyarás sobre bases de bronce fundido. (Exodo 26, 37)

  • Luego harás el altar de madera de acacia; medirá dos metros y medio de largo por dos metros y medio de ancho -es decir, será cuadrado- y tendrá un metro y medio de alto. (Exodo 27, 1)


Uma filha espiritual perguntou a Padre Pio: “O Senhor cura tantas pessoas, por que não cura esta sua filha espiritual?” Padre Pio respondeu-lhe em voz baixa: “E não nos oferecemos a Deus?” São Padre Pio de Pietrelcina