Mientras todos se admiraban por las cosas que hacía, Jesús dijo a sus discípulos:
«Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres».
Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

Para recibir cada mañana el Evangelio por correo electrónico, registrarse: evangeliodeldia.org





“É loucura fixar o olhar no que rapidamente passa”. São Padre Pio de Pietrelcina