10. ¿No lo has rodeado de un cerco de protección a él, a su familia y a todo cuanto tiene? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus rebaños hormiguean por el país.





“Temos muita facilidade para pedir, mas não para agradecer”. São Padre Pio de Pietrelcina