Löydetty 40 Tulokset: cadenas

  • No ligadas tus manos ni puestos en cadenas tus pies. Has caído como quien cae ante malhechores.» Y arreció el pueblo en su llanto por él. (II Samuel 3, 34)

  • Hizo dos encajes y dos trenzados a modo de cadenas para los capiteles de la cima de las columnas, un trenzado para un capitel y otro trenzado para el capitel segundo. (I Reyes 7, 17)

  • Entonces Yahveh hizo venir sobre ellos a los jefes del ejército del rey de Asiria, que apresaron a Manasés con ganchos, le ataron con cadenas de bronce y le llevaron a Babilonia. (II Crónicas 33, 11)

  • Nabucodonosor, rey de Babilonia, subió contra él y le ató con cadenas de bronce para conducirle a Babilonia. (II Crónicas 36, 6)

  • y él los amarra con cadenas, y quedan presos en los lazos de la angustia. (Job 36, 8)

  • Sus pies vejaron con grilletes, por su cuello pasaron las cadenas, (Salmos 105, 18)

  • los sacó de la tiniebla y de la sombra, y rompió sus cadenas. (Salmos 107, 14)

  • ¡Ah, Yahveh, yo soy tu siervo, tu siervo, el hijo de tu esclava, tú has soltado mis cadenas! (Salmos 116, 16)

  • para atar con cadenas a sus reyes, con grillos de hierro a sus magnates, (Salmos 149, 8)

  • He hallado que la mujer es más amarga que la muerte, porque ella es como una red, su corazón como un lazo, y sus brazos como cadenas: El que agrada a Dios se libra de ella, mas el pecador cae en su trampa. (Eclesiastés 7, 26)

  • bajó con él a la cisterna y no le abandonó en las cadenas, hasta entregarle el cetro real y el poder sobre sus tiranos, hasta mostrar mentirosos a sus difamadores y concederle una gloria eterna. (Sabiduría 10, 14)

  • Encorva tu espalda y cárgala, no te rebeles contra sus cadenas. (Eclesiástico 6, 25)


“Nas tentações, combata com coragem! Nas quedas, humilhe-se mas não desanime!” São Padre Pio de Pietrelcina