Löydetty 39 Tulokset: sábados

  • "Di a los israelitas: Guardaréis mis sábados, porque eso es una señal establecida entre mí y vosotros por todas vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy el Señor, que os santifica. (Exodo 31, 13)

  • Respetad a vuestros padres y guardad mis sábados: yo, el Señor, vuestro Dios. (Levítico 19, 3)

  • Guardaréis mis sábados y respetaréis mi santuario: yo, el Señor. (Levítico 19, 30)

  • aparte de los sábados del Señor y de las ofrendas que hagáis al Señor en cumplimiento de una promesa o espontáneamente. (Levítico 23, 38)

  • Los panes serán renovados todos los sábados, sin dejar ninguno, en señal de pacto perpetuo por parte de los israelitas. (Levítico 24, 8)

  • Guardaréis mis sábados y veneraréis mi santuario: yo, el Señor. (Levítico 26, 2)

  • Entonces la tierra disfrutará de sus descansos sabáticos mientras dure su desolación y vosotros estéis en tierra de vuestros enemigos. Entonces podrá la tierra descansar y recuperar sus sábados. (Levítico 26, 34)

  • Cuando ellos hayan abandonado la tierra, ésta disfrutará de sus sábados durante el tiempo de su desolación; ellos sufrirán su castigo por haber despreciado mis mandamientos y haber aborrecido mis leyes. (Levítico 26, 43)

  • y siempre que se ofrecían holocaustos al Señor, los sábados, los novilunios y las fiestas, según el número y los ritos prescritos. (I Crónicas 23, 31)

  • También yo estoy para construir un templo al nombre del Señor, mi Dios, para consagrarlo a él, quemar incienso y aromas ante él, tener siempre ante él los panes de la proposición, ofrecer holocaustos diarios, mañana y tarde, los sábados, los novilunios y las demás fiestas del Señor, nuestro Dios; así se hará siempre en Israel. (II Crónicas 2, 3)

  • ajustándose a las prescripciones de Moisés respecto de los holocaustos de cada día, de los sábados, de los novilunios y de las tres solemnidades del año: fiesta de los panes sin levadura, fiesta de las semanas y fiesta de los tabernáculos. (II Crónicas 8, 13)

  • El rey había reservado parte de sus propios bienes para los holocaustos de la mañana y de la tarde, de los sábados, de los novilunios y de las solemnidades según está escrito en la ley del Señor. (II Crónicas 31, 3)


“Faltar com a caridade¨¦ como ferir a pupila dos olhos de Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina