Trouvé 23 Résultats pour: derrama

  • Se reservará una pieza de cada clase como ofrenda reservada a Yahveh y corresponderá al sacerdote que derrama la sangre del sacrificio de comunión. (Levítico 7, 14)

  • Todos hemos de morir; como el algua que se derrama en tierra no se vuelva a recoger, así Dios no vuelve a conceder la vida. Que el rey elija medios para que el proscrito no siga alejado de él. (II Samuel 14, 14)

  • Yoyaquim entregó la plata y el oro a Faraón, pero para dar el dinero según la orden de Faraón, impuso una derrama al país, a cada uno según sus bienes; apremió al pueblo de la tierra acerca del dinero que había de dar al faraón Nekó. Nekó. (II Reyes 23, 35)

  • «¡Id!; consultad a Yahveh por mí y por el resto de Israel y de Judá, acerca de las palabras del libro que ha sido encontrado, porque grande es la cólera de Yahveh que se derrama sobre nosotros; pues nuestros padres no han guardado la palabra de Yahveh haciendo conforme a todo lo escrito en este libro.» (II Crónicas 34, 21)

  • El derrama la lluvia sobre la haz de la tierra, y envía las aguas a los campos. (Job 5, 10)

  • me cerca con sus tiros, traspasa mis entrañas sin piedad y derrama por tierra mi hiel. (Job 16, 13)

  • La hacienda de su casa se derrama, como torrentes, en el día de la cólera. (Job 20, 28)

  • Y ahora en mí se derrama mi alma, me atenazan días de aflicción. (Job 30, 16)

  • ¡Derrama la explosión de tu cólera, con una mirada humilla al arrogante! (Job 40, 11)

  • Derrama tu enojo sobre ellos, los alcance el ardor de tu cólera; (Salmos 69, 25)

  • Derrama tu furor sobre las gentes, que no te reconocen, y sobre los reinos que tu nombre no invocan. (Salmos 79, 6)

  • Oración del afligido que, en su angustia, derrama su llanto ante Yahveh. (Salmos 102, 1)


“O sábio elogia a mulher forte dizendo: os seu dedos manejaram o fuso. A roca é o alvo dos seus desejos. Fie, portanto, cada dia um pouco. Puxe fio a fio até a execução e, infalivelmente, você chegará ao fim. Mas não tenha pressa, pois senão você poderá misturar o fio com os nós e embaraçar tudo.” São Padre Pio de Pietrelcina