Talált 384 Eredmények: cabeza

  • Por eso os aconsejo que toméis alimento, pues os conviene para vuestra propia salvación; que ninguno de vosotros perderá ni un solo cabello de su cabeza.» (Hechos 27, 34)

  • Antes al contrario: si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; haciéndolo así, amontonarás ascuas sobre su cabeza. (Romanos 12, 20)

  • Sin embargo, quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo; y la cabeza de la mujer es el hombre; y la cabeza de Cristo es Dios. (I Corintios 11, 3)

  • Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta a su cabeza. (I Corintios 11, 4)

  • Y toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta a su cabeza; es como si estuviera rapada. (I Corintios 11, 5)

  • Por tanto, si una mujer no se cubre la cabeza, que se corte el pelo. Y si es afrentoso para una mujer cortarse el pelo o raparse, ¡que se cubra! (I Corintios 11, 6)

  • El hombre no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen y reflejo de Dios; pero la mujer es reflejo del hombre. (I Corintios 11, 7)

  • He ahí por qué debe llevar la mujer sobre la cabeza una señal de sujeción por razón de los ángeles. (I Corintios 11, 10)

  • Juzgad por vosotros mismos. ¿Está bien que la mujer ore a Dios con la cabeza descubierta? (I Corintios 11, 13)

  • Y no puede el ojo decir a la mano: «¡No te necesito!» Ni la cabeza a los pies: «¡No os necesito!» (I Corintios 12, 21)

  • para realizarlo en la plenitud de los tiempos: hacer que todo tenga a Cristo por Cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra. (Efesios 1, 10)

  • Bajo sus pies sometió todas la cosas y le constituyó Cabeza suprema de la Iglesia, (Efesios 1, 22)


“Ouço interiormente uma voz que constantemente me diz: Santifique-se e santifique!” São Padre Pio de Pietrelcina