Talált 493 Eredmények: muerte

  • Quien maldiga a su propio padre o a su propia madre, será condenado a muerte. (Exodo 21, 17)

  • Pero si en lugar de la muerte le impusieran un precio como rescate, pagará por el rescate de su vida la cantidad que le fuere impuesta. (Exodo 21, 30)

  • El reo de bestialidad será condenado a muerte. (Exodo 22, 18)

  • El que ofrezca sacrificios a otros dioses, fuera del Señor, será condenado a muerte. (Exodo 22, 19)

  • Guardaréis el sábado, porque es una cosa santa. Todo el que lo profane será castigado con la muerte, porque todo el que en él trabaje será extirpado de su pueblo. (Exodo 31, 14)

  • Seis días se trabajará, pero el séptimo será para vosotros un día sagrado, el sábado, descanso absoluto en honor del Señor. Todo el que trabaje en ese día, será condenado a muerte. (Exodo 35, 2)

  • El Señor se dirigió a Moisés después de la muerte de los hijos de Aarón, que murieron por haberse acercado demasiado al Señor, (Levítico 16, 1)

  • Si uno se acuesta con una mujer que pertenece a otro como esclava y concubina sin que haya sido rescatada ni puesta en libertad, será castigado; pero no con la muerte, pues la mujer no era libre. (Levítico 19, 20)

  • "Di a los israelitas: Cualquier israelita o extranjero residente que entregue alguno de sus hijos a Moloc, será castigado con la muerte: el pueblo lo matará a pedradas. (Levítico 20, 2)

  • "El que maldiga a su padre o a su madre, será castigado con la muerte; ha maldecido a su padre o a su madre, caiga su sangre sobre él. (Levítico 20, 9)

  • En cuanto al hombre que comete adulterio con una mujer casada: el hombre que comete adulterio con la mujer de su prójimo, será castigado con la muerte, él y la mujer. (Levítico 20, 10)

  • El hombre que se acuesta con la mujer de su padre, deshonra a su propio padre; los dos serán castigados con la muerte; caiga su sangre sobre ellos. (Levítico 20, 11)


“Amemos ao próximo. Custa tão pouco querer bem ao outro.” São Padre Pio de Pietrelcina