1. Salmo de David Voy a cantar al amor y a la justicia, voy a tocar, Señor, en honor tuyo;

2. seguiré los caminos de la justicia; ¿cuándo vendrás a mí? En mi casa me sabré conducir con un corazón recto.

3. Jamás he de proponerme ninguna cosa injusta. Detesto a los apóstatas, no quiero saber nada de ellos;

4. lejos de mí el corazón torcido, al malvado no quiero conocerlo;

5. al que difama a su prójimo en secreto lo aniquilo; al soberbio y al ambicioso no los puedo soportar;

6. escogeré a los leales del país para que vivan a mi lado; el de conducta intachable será mi servidor;

7. el estafador no se sentará nunca en mi casa, el calumniador no estará jamás en mi presencia;

8. cada mañana reduciré al silencio a todos los bandidos del país, extirparé de la ciudad del Señor a todos los criminales.





Como distinguir uma tentação de um pecado e como estar certo de que não se pecou? – perguntou um penitente. Padre Pio sorriu e respondeu: “Como se distingue um burro de um homem? O burro tem de ser conduzido; o homem conduz a si mesmo!” São Padre Pio de Pietrelcina