25. Hizo también de madera de acacia el altar del incienso, de un codo de largo y uno de ancho, cuadrado, y de dos codos de alto. Sus cuernos formaban un solo cuerpo con él.





“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina