Encontrados 102 resultados para: °Feliz

  • T√ļ, en cambio, ir√°s en paz a reunirte con tus padres, y ser√°s sepultado despu√©s de una vejez feliz. (G√©nesis 15, 15)

  • Entonces Abraham dijo a Dios: "Basta con que Ismael viva feliz bajo tu protecci√≥n". (G√©nesis 17, 18)

  • Muri√≥ a una edad muy avanzada, feliz y cargado de a√Īos, y fue a reunirse con los suyos. (G√©nesis 25, 8)

  • Observa los preceptos y los mandamientos que hoy te prescribo. As√≠ ser√°s feliz, t√ļ y tus hijos despu√©s de ti, y vivir√°s mucho tiempo en la tierra que el Se√Īor, tu Dios, te da para siempre. (Deuteronomio 4, 40)

  • Honra a tu padre y a tu madre, como el Se√Īor, tu Dios, te lo ha mandado, para que tengas una larga vida y seas feliz en la tierra que el Se√Īor, tu Dios, te da. (Deuteronomio 5, 16)

  • Practica lo que es recto y bueno a los ojos del Se√Īor, para ser feliz e ir a tomar posesi√≥n de la hermosa tierra que √©l prometi√≥ con un juramento a tus padres. (Deuteronomio 6, 18)

  • Escucha atentamente todas estas cosas que yo te mando. As√≠ ser√°s feliz, t√ļ y tus hijos despu√©s de ti, porque habr√°s realizado lo que es bueno y recto a los ojos del Se√Īor, tu Dios. (Deuteronomio 12, 28)

  • Pero si √©l te dice. "No quiero alejarme de ti" -porque te ama, y ama tambi√©n a tu familia y se siente feliz a tu lado- (Deuteronomio 15, 16)

  • Siete d√≠as estar√°s de fiesta en honor del Se√Īor, tu Dios, en el lugar que √©l elija. Porque el Se√Īor, tu Dios, te bendecir√° en todas tus cosechas y en todas tus obras, para que seas plenamente feliz. (Deuteronomio 16, 15)

  • No le tendr√°s compasi√≥n, sino que har√°s desaparecer de Israel todo derramamiento de sangre inocente. As√≠ ser√°s feliz. (Deuteronomio 19, 13)

  • Deja en libertad a la madre y toma para ti los pichones. As√≠ ser√°s feliz y tendr√°s una larga vida. (Deuteronomio 22, 7)

  • √Čl te har√° entrar en la tierra que poseyeron tus padres, y t√ļ tambi√©n la poseer√°s; y har√° que seas m√°s feliz y numeroso que tus padres. (Deuteronomio 30, 5)


‚ÄúNossa Senhora est√° sempre pronta a nos socorrer, mas por acaso o mundo a escuta e se emenda?‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina