11. a los que es preciso tapar la boca. Revuelven familias enteras enseñando lo que no deben, llevados por el ansia de ganancias sucias.





“Sigamos o caminho que nos conduz a Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina