2. Que el Señor te responda en el día aciago y te proteja el Nombre del Dios de Jacob.

3. Que del Santuario te envíe socorro y desde Sión te venga su auxilio.

4. Que se acuerde de todas tus ofrendas y reciba con agrado tu holocausto.

5. Que te conceda según tus deseos y lleve a buen fin todos tus proyectos.

6. Que podamos celebrar tu victoria y enarbolar el nombre de nuestro Dios. ¡Que el Señor atienda todas tus peticiones!

7. Ahora sé que el Señor salva a su ungido; le respondió desde su santo cielo y le dio la victoria: su diestra hace proezas.

8. Unos en carros, otros a caballo, pero nosotros sólo recurrimos al nombre del Señor, nuestro Dios.

9. Ellos tropiezan y caen, mientras nosotros nos levantamos y nos recuperamos.

10. ¡Oh Señor, salva al rey, atiéndenos, pues hoy a ti clamamos!





“Imitemos o coração de Jesus, especialmente na dor, e assim nos conformaremos cada vez mais e mais com este coração divino para que, um dia, lá em cima no Céu, também nós possamos glorificar o Pai celeste ao lado daquele que tanto sofreu”. São Padre Pio de Pietrelcina